El cerdo ibérico, algo más que jamón

A los afamados jamones y paletas de bellota de Jabugo, de Cumbres Mayores… De toda la Sierra y el Andévalo de Huelva, se suman las cañas de lomo y todo tipo de embutidos (chorizos, morcones, morcillas, salchichones…), además de poder degustar las carnes frescas: solomillo, presa de paleta, secreto, pluma o castañuelas, a la brasa o cocinadas, como propone la cocina más reciente.

Pero esta industria ha sabido ir más allá y hoy pueden consumirse patés de excelente calidad de cerdo ibérico o sobrasadas. En la época de matanza (otoño-invierno), hay establecimientos que incluyen caldillo (guiso de asadura —hígado de cerdo— con patatas) o picadillo de asadura.

Leave a Reply

— required *

— required *